FÁCIL DE UTILIZAR
La C7500 también reduce el tiempo y las molestias que supone el cambio de consumibles, gracias a sus cartuchos de tinta de alto rendimiento y a su soporte para rollos de gran tamaño. Un robusto chasis metálico garantiza una gran durabilidad en entornos industriales, a la vez que el panel de control y la pantalla de LCD frontales permiten configurar la impresora de forma sencilla y sin necesidad de usar un ordenador.